CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

viernes, 21 de julio de 2017

VACACIONES MINDFULNESS




Ayer volvimos de vacaciones. Este verano es el tercero que vamos en bici de viaje. Los dos anteriores hemos ido con el coche y las bicis, y éste mi pareja nos invitó a salir de casa con las bicis e ir en tren hasta el principio de la ruta. 
Así lo hemos hecho, sin reservas, sin horarios fijos, y además con el perro, con Negu. Mi pareja le diseñó una caja y la acopló a su bici. 
Han sido unas vacaciones mindfulness. Un viaje en el que hemos estado atent@s desde que hemos salido de casa, ya que nos enfrentábamos l@s cuatro a situaciones nunca antes vividas y por eso hemos podido estar con la llamada mente de principiant@.
Esto ha supuesto enfados por no haber tren cuando necesitábamos, cuando no había camping cerca de dónde estábamos,.... de frustración por llegar a un camping y llover toda la noche.... De reírnos a carcajadas, sin poder respirar, llorando de la risa por pasar con la bici por el pasillo de un vagón y engancharnos con el manillar en todas los respaldos,.... 
Vacaciones mindfulness porque hemos estado en el aquí y el ahora en todos los momentos, el ir en bici es muy mindfulness, conecta con la tierra, la naturaleza,...el no conocer el idioma bien te hace estar atenta en el comunicarte con las personas, el ir con tu perro te hace esperar, llevar otro ritmo en ocasiones, y el ir con tus hij@s en bici te hace poder estar horas al lado de ell@s pedaleando y charlando del paisaje, de planes de futuro, de inquietudes,... 
Yo llevé una bocina de mek mek de clown en la bici, y la he hecho sonar en momentos de tensión y para saludar a cada persona que nos encontrábamos por la ruta. Ha sido una pasada cómo reacciona la gente a ese sonido, casi todas, todas han sonreído, y nosotr@s con ell@s, otra manera de conectar con el aquí y el ahora de una manera amable.
Vacaciones mindfulness no significa en mi experiencia que todo es maravilloso, amoroso, significa en mi sentir que me he dado cuenta de qué relación tenemos la familia cuando estamos 7 días junt@s a todas las horas, en bici, montando tiendas de campaña, desmontando, cuando tenemos hambre y no hay comida de inmediato, o sed y se nos ha terminado el agua, o llegamos a un camping y no tiene piscina,.... sin tener los móviles,...., cuando tus hij@s discuten, .....
Ahora lo siento como unas vacaciones que me han hecho tomar consciencia de que todavía me enfado y no aplico el pensamiento positivo en situaciones tensas, que mi reacción inmediata es el enfado, y que gracias a mi práctica de mindfulness en poco tiempo puedo conectar con la vivencia real y aplicar el pensamiento positivo y aprender.
Me he dado cuenta que quiero muchísssssimo a mi pareja, a mi hija, a mi hijo y a mi perro, y que ell@s a mí también. 
He cruzado muchas miradas con ell@s estas vacaciones de complicidad y de amor y os lo quería  compartir.

Publicar un comentario