CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

viernes, 28 de abril de 2017

MINDFULNESS PARA ABRAZAR A ALUMN@S DIFÍCILES






Las maestras en la escuela, en el instituto, en los centros de formación profesional,  en la universidad acompañamos a much@s niñ@s, jóvenes, cada un@ maravillos@, únic@ y perfect@ tal y como es.
En el  día a día y en la convivencia en la escuela, en el instituto, en los centros de formación profesional,  en la universidad,  se oyen comentarios sobre niñ@s , jóvenes que son difíciles, problemátic@s, que causan un malestar en las personas adultas que les acompañan. 
Normalmente el foco se pone en est@s niñ@s, en est@s jóvenes, dejando de un lado la responsabilidad de la persona adulta que le acompaña, dando por supuesto que esa persona adulta hace todo lo que está en su mano para que esa relación mejore, es decir confiando absolutamente en la persona adulta y desconfiando de el/la niñ@ y a veces de su familia, en mi parecer.
En mi sentir es por miedo, que como dice mi amiga Yvonne Laborda el miedo es lo contrario al amor. Miedo a enfrentarnos con lo que es@s niñ@s, jóvenes nos hacen conectar, con el enfado, la frustración, la tristeza, .... Emociones que nos cuesta aceptar como nuestras, que nos cuesta abrazar.
Las queremos apartar de nosotras, resistirnos a ellas. Lo mismo con l@s niñ@s, jóvenes que nos causan un malestar con su manera de moverse, de pensar, de hablar, de estar. A veces l@s apartamos cuando en realidad están pidiéndonos a gritos amor y atención. Lo mismo que nosotras les pedimos pero a veces apartándoles, con palabras poco amorosas, gestos, ....
Yo os invito a unas prácticas de mindfulness para con es@s niñ@s, jóvenes que crees difíciles, para en vez de resistirte a ell@s, terminar abrazándoles y aceptándoles. E incluso termines dando las gracias de estar con ell@s porque en mi opinión son l@s que nos hacen ser mejores personas, evolucionar, salir de nuestra zona de confort.
Una de las prácticas es mirar a es@s niñ@s, jóvenes como lo que son y no como lo que hacen o dicen. Cambia tu pensamiento, no hay niñ@ -joven problemátic@, sino su historia o vida lo será seguramente. Ten compasión por él o ella.
Obsérvale y piensa en algo que tengas en común con él o ella , algo que te guste de él o ella. Si por ejemplo a es@ alumn@ le gusta bailar y a ti también busca alguna actividad en la que podáis incluir ese gusto y compartirla, si es de primera infancia quizás puedas propiciar un ambiente de baile en el aula y si es más mayor en modo de conversación preguntarle por bailarin@s que le inspiren o estilos de baile, o compartirle los tuyos, un día, momento que te acercas a él o ella. Ver algún video.
Acércate a ell@s y ponle una mano en el hombro, o mírale a los ojos unas veces al día a la vez que le sonríes, esto calma muchísimo y une los corazones.
Si has de compartir algo con ell@s que te ha molestado te invito a que se lo digas, a que se lo compartas a solas, esto lo agradecen muchísimo, yo también lo agradezco mucho.
Invítales a que te ayuden a mejorar el ambiente para que se sientan mejor. Que puedan aportar ideas sobre cómo mejorar el ambiente. 
Dales una responsabilidad, algo importante a realizar, puede ser tocar la campanita para relajarse, como ir a por material cuando se acaba, o a hacer unas copias, así sienten que confías en ell@s, que son parte del grupo.
Por último os comparto una práctica llena de amor y que une los corazones de una manera instantánea. 
Al comenzar el día en la escuela dedica unos minutos, segundos a cerrar los ojos, realizar dos tres respiraciones conscientes. Y manda luz y energía a cada niñ@ -jóven que acompañas. Para ello abre los ojos y un@ a un@ mírales y mentalmente di su nombre y una palabra amorosa, deseo amoroso. Pueden ser: " QUE SEAS FELIZ. QUE ESTÉS BIEN. QUE CONFÍES. QUE DISFRUTES CON TU FAMILIA A LA TARDE" . Conociendo los gustos y necesidades de cada un@ puedes adaptar las palabras. 
Luz y amor para todas.Erlazionatutako irudia


Publicar un comentario