CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

sábado, 10 de diciembre de 2016

CUANDO UN HIJO TOMA SU PROPIA DECISIÓN



Vértigo, miedo,inseguridad,... he sentido ante una decisión que ha tomado mi hijo y que yo en ese momento no he creído que fuera la adecuada. Guauuu, fuerte, no? 
Al sentirlo mi cabeza empieza a pensar cómo llevarle a mi terreno, cómo hacerle cambiar de opinión, de decisión. Lo intento sin gritar, pero amenazo un poco, me enfado y lo hago notar, mi tono, mi mirada seria, incluso le retiro la mirada. 
Él se da cuenta y me dice: " Yo tomo esta decisión pero que tú te  enfadas... Pues entonces no la tomo, no dejas que la tome", y él se frustra, está serio. Yo intento que él cambie de decisión pero además quiero que lo haga desde el amor, contento, diciéndome que cuánta razón tengo y que gracias por mi sugerencia. Guuauuu!
Mi pareja lo ve claro, respeta la decisión de nuestro hijo, es por lo que estamos apostando aquí y ahora, de lo que yo le hablo tanto y tanto, y de lo que practico muchas veces, pero en esta ocasión con algo he conectado que no he podido sostener. Aun así me enfado incluso con mi pareja y le digo que ha decidido de forma errónea, le intento llevar a mi terreno también. 
Mi pareja lo tiene claro también, como mi hijo, y deciden dar un paseo sin mí en naturaleza. 
Ahora, una hora después me siento tan orgullosa de ellos, de que estén tan conectados con sus seres esenciales!!! Sembrando, recogemos y es muy placentero. Aunque ello me haya costado no disfrutar de este paseo matutino, me ha servido para conectar conmigo misma y poder ponerle palabras. 

viernes, 9 de diciembre de 2016

OS APETECE HACER UN KLIIK?












En la escuela una situación como la que voy a describir se da todos los días, la comparto por si alguna maestra, maestro, madre,padre hace un klik. 
Son las nueve de la mañana, niñ@s de cuatro años, en el aula de psicomotricidad. La maestra en una colchoneta sentada observando. Se le acerca una niña, ésta se sienta a su lado en la colchoneta. Le pregunta la maestra cómo está y la niña le dice que ha vomitado mucho por la noche y por la mañana antes de ir a la escuela. La maestra le dice: "Aaa! Entonces estás enferma". La niña le dice que sí, que ha vomitado muy fuerte. Entonces la maestra le dice que seguramente le apetecería haberse quedado en casa tranquila, descansando, a lo que la niña le responde: "Sí, pero mi madre me ha dicho que tengo que venir a la escuela porque ella tiene que trabajar, y no se puede quedar conmigo". La maestra le dice: "Qué pena, no?" Y la niña le dice que sí, una pena porque a ella le gustaría estar con mamá. Pone su cabecita en la pierna de la maestra, y se quedan las dos un rato juntas, abrazadas.


lunes, 5 de diciembre de 2016

DANDO LA OPORTUNIDAD DE DECIR QUE SÍ, PERO ACEPTANDO QUE DIGAN NO




El NO a veces resuena dentro de nosotras, cuando alguien que amamos nos dice NO. Conectamos con montones de pensamientos de no le gusto, nunca lo que propongo le parece bien, no lo he hecho bien, no quiere estar conmigo,...Los pensamientos son pensamientos, no es necesario enredarse en ellos, a veces nos confunden, nos juegan malas pasadas.
Es sanador cambiarlos deliberadamente por positivos, pensamientos que nos hagan crear vínculos amorosos con aquellas personas que amamos. Aceptar el NO es todo un arte, es mágico, y maravilloso cuando se hace desde el corazón. Os invito a probarlo, a cambiar esos pensamientos por a esta persona por aceptar su NO le estoy dando libertad, le estoy dando la oportunidad de ser ella misma, de poder decir lo que siente, y no sentirse juzgada, no mirada, no querida, le damos la oportunidad de poder elegir su propio camino.
También os invito a decir menos veces NO,a nuestr@s hij@s y personas que amamos, o por lo menos no decirlos de modo automático, en modo reacción, para ello podéis coger una caja que tengáis en casa y meter tantos papeles con la palabra NO como penséis que necesitáis, y pensar que son un tesoro que no se puede derrochar, antes de decir uno que sea verdadero, necesario. Lo usáis, lo sacáis y lo quemáis. Disfrutad de ese cambio, la sensación de cambiar un NO controlador por un SÍ amoroso, consciente.