CRIANZA CONSCIENTE YOGA MINDFULNESS

  • APRENDIZAJE CONSCIENTE MINDLEARNING

lunes, 31 de octubre de 2016

Mi NECESIDAD DE ESCRIBIR, DE COMPARTIR ME HA HECHO CREAR OTRO BLOG

Amigas que estáis compartiendo conmigo vuestra vida, vuestro camino, viaje hacia la consciencia deciros que he creado un blog para cubrir mi necesidad de escribir, compartir este maravilloso viaje a la consciencia, a la crianza consciente desde la crianza no consciente. El  blog se llama En el viaje hacia la crianza consciente

 En Presencia es amor seguiré compartiendo mi presencia en la escuela, experiencias, necesidades de l@s niñ@s que allí están conmigo, las cumplidas y las no, siempre nombrando, validando. 
Si te apetece tomar parte en este viaje el billete lo tienes dentro, está en ti, es un viaje lleno de emoción y amor, presencia, es tan hermoso!!

sábado, 29 de octubre de 2016

LA PRESENCIA EN LAS RELACIONES



En las relaciones lo esencial en mi experiencia es la presencia. Por eso quería compartiros algo muy lindo que he vivido en la relación con mi hijo y que él me permite compartir, esta mañana me he despertado con la tos, y he estado dando vueltas por la casa, hasta que he empezado a hacer una pequeña meditación, y zas! mi hijo se ha levantado, Negu, nuestro perro ha ido a darle todo su amor como si no lo viera desde hace un mes, ji, ji, yo meditando, la alegría de ellos dos, .... he decidido pararla, y tumbarme con ellos en el suelo, y le he dicho a mi hijo que no podía perderme tanto amor y buen rollo, mi hijo ha ido al baño y luego ha vuelto a la camita, yo le he dicho para hacer una meditación junt@s, él un poco reacio me ha dicho que no le apetecía que si quería estaba conmigo mientras tumbad@s en la cama, la he puesto, es de 3 minutos y pico y durante se ha acoplado a mí y la ha disfrutado mucho se le notaba en su respiración y sonrisa, es sobre ser amable y la alegría que el serlo nos da. Cuando ha terminado le he preguntado si quería desayunar, que no, yo sí quería así que he hecho por irme y me ha dicho que no me fuera, eran las once y media, que me quedara con él hasta las doce tumbada allí. Le he dicho que me era imposible, que tenía que levantarme, pero que me quedaría un poco, nos hemos tapado, el gato entre mis piernas también, y silencio, piernas enroscadas, mimitos, silencio, ...entonces le he dicho que qué gusto, qué cuánto amor se puede demostrar con nuestro cuerpo y en silencio, que así hacen los animales, él me ha dicho que sí, silencio otra vez, ... respirando, estando, disfrutando, oyendo sonidos, al de un rato le he preguntado que qué le pasaba por la cabeza, qué pensamientos y me ha dicho que nada, otra vez silencio, calma,....de repente con un aspaviento ha alejado a una mosca que se le ha posado, y ésta se ha ido, entonces mi hijo ha dicho:"Ay, qué pena! Igual le apetecía estar con nosotros", me ha parecido tan lindo!!! tan lindo!! Merece tanto la pena estar presente!!! Y entonces mi hijo me ha dicho mirando el despertador:" Con que no podías estar hasta las doce, eh? Pues ya son y 8!!!". Feliz sábado amigas, les deseo presencia en sus relaciones.

viernes, 28 de octubre de 2016

LA VUELTA A CASA



Uno de los momentos más esperados en la escuela. Un momento mágico, maravilloso, en el que aquell@s a quien l@s niñ@s aman y que a ell@s les aman se encuentran después de una jornada de en la mayoría de las ocasiones de unas siete horas. Para este momento hay que prepararse, no es fácil recoger, sostener ese montón de emociones, sensaciones acumuladas durante el día, para ello nosotras, las personas adultas tenemos que estar muy presentes, conscientes, en el aquí y el ahora, serenas. No es tiempo de charlar con otras mamás, papás, maestras, de coger el móvil, de haber aparcado mal y tener prisa para ir al coche, de tener a el/la hermana más pequeña o mayor en otro sitio y tener que ir a toda prisa a por ella, ... es el momento de mirada, abrazo, aceptar quizás un lloro, un rechazo, un enfado, sostenerlo, validarlo, acogerlo. 
Para ello quizás un parar antes de ir, tomar consciencia de cómo está nuestro cuerpo, aceptarlo sin juzgar, cual es nuestra emoción, aceptarla sin juzgar y cual es nuestro pensamiento, aceptándolo sin juzgarlo también, hacer unas respiraciones, aceptarnos e ir a recibir lo más lindo que tenemos en la  vida. 
Esto que comparto es para cualquier recibimiento a cualquier edad pero os quiero hacer llegar que edades de meses, 1, 2, 3, 4, 5 este momento es vital vivirlo con amor, les encanta que les vaya a buscar mamá a la escuela, es pura emoción, disfrutadla.

LA HORA DE COMER EN LA ESCUELA




La hora de la comida es algo maravilloso, las emociones están a flor de piel. Nos gusta que eso que vamos a degustar sea de nuestro agrado y que lo podamos disfrutar mientras lo saboreamos. Cuando somos niñ@s estamos dispuestos a comer algo que alguien ha preparado para nosotr@s y nos gustaría que eso tenga un sabor, textura agradable, esté a una buena temperatura, haya la cantidad suficiente, ni mucho, ni poco, y si queremos repetir, se pueda, y si no nos apetece pues no comemos o comemos más tarde. Si somos tan niñ@s que no podemos servirnos la comida, la persona que lo haga es importante, esencial, estar con alguien que sabe lo importante que es ese momento, que nos respeta, que nos mira, nos tiene en cuenta, es maravilloso. Y el lugar es también  pieza clave, un lugar aireado, limpio, tranquilo, sin mucho ruido, con luz natural, y que huela bien. 
En la escuela la hora de comer es un momento de conflicto de emociones. L@s niñ@s de 2 años quieren ir a sus casas, por lo que el camino hacia el comedor es duro, largo, para algun@s angustioso. Las personas que acompañamos tenemos que tener consciencia de esto y validarlo, no tener prisa, y acompañar. hay mucho llanto y comer llorando tenemos que saber que no es saludable. Y respetar sus necesidades, cantidades es primordial y un acto de amor. L@s de 3 años también quieren ir a casa pero ya han estado iendo un año antes todos los días, así que van. A ell@s también validarles en que en casa se come muy bien y tranquilamente. L@s de 4 años también quieren ir a casa ,y ést@s piden que llames a casa para que les vengan a buscar, en estos casos yo les digo que lo comenten en  casa y que su madre o padre es el que tiene que tomar la decisión pero que aun así yo les comprendo y que a mí me gusta mucho comer en mi casa con mi pareja e hij@s.
A mí me encanta después de la jornada matutina ir a mi casa descalzarme, comer en mi cocina con mi familia, compartir, y luego vuelvo con otro aire a la escuela. También me encanta que un día por sorpresa me vengan a buscar para llevarme a comer, a l@s niñ@s también. 
Mis hij@s han venido a casa y lo siguen haciendo y lo valoran mucho, y es algo de lo que realmente estoy orgullosa de haber tomado consciencia, y de haberlo hecho. Comparten mucho más, ya que en ese intervalo pueden compartir emociones de la mañana, pero al ir a la tarde, ya el cansancio supera a la emoción.
El tiempo de la comida en la escuela es largo y duro para much@s niñ@s, aquí sigo dando voz a l@s niñ@s.

jueves, 27 de octubre de 2016

VALIDANDO A L@S NIÑ@S EN LA ESCUELA




Validando en la escuela cualquier pensamiento, sentimiento cambia tanto el ambiente, es mágico!!
Desde mi experiencia os comparto sentimientos que expresan en la escuela, "quiero con ama/mamá,..." yo lo valido, escucho, le digo, sí? y ella o él me dice sí quiero con ama, yo le digo que eso es maravilloso, que es muy lindo que se acuerde de ama y que quiera estar con ella, que con ama se está genial, claro que sí. Él o ella entonces me mira, me mira a los ojos, se tranquiliza, se nota que su energía se equilibra, y su nivel de angustia baja, quizás esté llorando media hora, una hora porque quiere con ama, puede ser, yo le dejo,si puedo y quiere siempre pregunto si quiere contacto le doy un masaje, le cojo en brazos, .... Hasta que de repente su mirada cambia, y me cuenta como su amama, abuela tiene muchos gatitos, y que luego va a ir a casa con ama y aita. Se levanta y se pone a jugar. No hay prisa por acallar el llanto, la nostalgia, doy permiso, y eso es un gran alivio para ell@s y a mí me hace sentir tan ligera, tan bien!!! 
En algunos casos hay sorpresas por parte de las familias, todas las familias a las que les cuento lo que ha pasado en el aula, el lloro, cómo lo he validado, cómo lo he acompañado, les ha dado mucho desahogo y paz, eso también es algo sano, para cuando vuelve el/la niñ@ a casa, para el reencuentro. En cambio niñ@s que han estado  con personas adultas que no pueden, saben validar, llegan conmigo y se sorprenden de mi respuesta, les gusta, y con el tiempo empiezan a soltarse y a expresar lo que necesitan, y de repente, un/a niñ@ que nunca ha llorado en la escuela, que iba muy contenta, empieza a decir que quiere estar con ama, y la familia se preocupa, y no entiende por qué quieren estar con ellas. Yo se lo comparto, y lo agradecen mucho. 
Hay personas que prefieren un todo va bien, no pasa nada, luego viene, no llores que ahora  vamos a ver un video, mamá luego viene, venga, ya está, no te preocupes, no ......
Desde la experiencia puedo compartir que la consciencia es algo maravilloso, y estar presente un regalo.

PARA PERSONAS QUE QUIERAN DAR VOZ A L@S NIÑ@S EN LA ESCUELA






Como sabéis este curso estoy en la escuela con niñ@s de 4 años, acompañándoles desde el corazón. En el ambiente de la escuela tradicional, muchas normas, poca flexibilidad, much@s niñ@s en el mismo espacio y en el mismo tiempo, personas adultas engullidas por el stress, el curriculum, que no piensen que no hacemos nada más que jugar,... pensaba que no se podía lograr dar voz a l@s niñ@s, pero me doy cuenta de que sí, que está en la mando de la persona adulta, de querer cambiar la mirada, ... Se puede con veinte niñ@s darles voz, darles una mirada al llegar, y al marchar, se puede. 
Para comenzar compartiros algo que a mí me ayuda: pienso que no hay prisa, para qué tengo prisa por llegar al aula cuando llegan? Voy a saludarles, un@ a un@, darles mirada, una caricia, lo que cada un@ necesite, y luego nos vamos hacia el aula. No van en fila, van riendo, otr@s a gatas por las escaleras, conten@s, es maravilloso, y veo que hay personas adultas que se ponen nerviosas al ver que no vamos en fila, pero yo estoy segura, tranquila, y eso se transmite, y lo respetan. 
Os animo a si alguna acompaña a niñ@s que mañana cuando lleguen a la escuela un@ por un@ les deis una mirada, un abrazo, un beso, un.... lo que necesiten. Es maravilloso.


DANDO VOZ A MI INTERIOR




En estos días de ausencia en mi blog, han ocurrido tantas cosas!! Tantas emociones, sentires, experiencias irrepetibles, aprendizajes en compañía de personas adultas, niñ@s,... La vida, una maravilla. En este momento de mi vida estoy disfrutando de estar presente, a veces duele ver en la presencia lo que sucede, automáticos, rechazos, faltas de mirada, reproches,... pero aun así estoy presente y siento.
Sigo consciente de que mi conexión con l@s niñ@s es porque en ell@s está la luz, el amor, la mirada,... Darles voz es mi necesidad, y quiero hacerlo, usaré este blog para hacerlo. Doy las gracias a Yvonne Laborda de nuevo, no me cansaré de hacerlo, ella es la primera persona que he conocido que tiene claro que su necesidad, propósito es dar voz a l@s niñ@s, y yo en este conocerla he tomado conciencia de que es lo que yo necesito hacer. 
Yo además tengo la suerte de poder dar voz a l@s niñ@s ya que aunque mis hij@s dejan de serlo, en la escuela estoy con niñ@s y esto es un regalo. Yo siempre he intuido que estar con niñ@s era un regalo, pero no era consciente de por qué y ahora lo sé, gracias Yvonne Laborda, amiga.
En este camino de acompañar con presencia a mis hij@s me doy cuenta, tomo consciencia de la falta de voz que tienen l@s jóvenes, y ahí es dónde quiero poner mi amor también, dándole voz a mis hij@s jóvenes y a cualquier jóven que conozca. 
Les siento incomprendid@s, no tenidos en cuenta, como que lo que sienten es algo que se le dice que no se preocupen que se les pasará, buaauu! qué duro, no? 
Yo les voy a dejar sentir, ganas de estar con el móvil con las amigas, ganas de comer pipas, ganas de pintarse los ojos, ganas de estar sol@s, de no hablar, de no compartir un plan maravilloso, de si están preocupad@s por algo validarlo, si les gusta algo validarlo, .....
Estoy feliz de estar aquí y ahora.


domingo, 16 de octubre de 2016

MI HIJO AYER ME PIDIÓ INTIMIDAD EMOCIONAL


Ayer antes de dormir mi hijo que había visto una entrada que publiqué ayer en el blog sobre lo que él y yo compartimos el sábado junt@s me pidió que si podía quitar esa entrada, que era algo nuestro y que él no quería que yo lo compartiera. 
Así que he guardado la entrada que hice para nosotr@s. 
Esto me replantea el blog, y a partir de ahora las publicaciones aunque íntimas y desde el corazón, serán diferentes, tendrán otro matiz, otro enfoque. 
Estar presente es una maravilla, es sanador, da muchas ganas de vivir, amar, ayuda a escuchar, gracias hijo por pedirme tan dulcemente algo de intimidad emocional, eres luz y amor.

viernes, 14 de octubre de 2016

COMPARTIENDO DESDE EL AMOR


Al llegara al aula se quitan las chamarras, las cuelgan junto a sus mochilas, algun@s traen juguetes que meten en unas cajas para ello, otr@s sacan la fruta y la dejan en una balda para ello.
Después de estar unos minutos revoloteando, nos  vamos sentando en la posición de loto en círculo, cogemos las cajas con sus juguetes, cosas personales, cada un@ la presenta al grupo si quiere, jugamos, y volvemos a guardarlas. Cada día hay un niñ@ responsable de algunas tareas si le apetece, se le llama maquinista, y hoy ha sido una niña lindísima que no diré el nombre. Esta niña después de guardar todo, se ha empezado a poner triste y le he preguntado si quería compartir con nosotr@s que le pasaba, y se ha puesto a llorar a la vez que decía AMA! Yo le he preguntado si quería ir con su madre y me ha dicho que estaba muy triste porque su mamá ya no tenía el bebé en la tripa, y que ese bebé se había ido al mundo de los bebés. Esta niña tiene cuatro años, y bueno, a mí se me ha derramado una lágrima, nos hemos abrazado, hasta que ella se ha tranquilizado, y le he dicho que era muy hermoso lo que había compartido, y que le daba las gracias. Al decir esto otra niña una muy amiga suya ha dicho que creía que era mejor no hacer nada hasta que su amiga estuviera bien, y así lo hemos hecho, ha sido maravilloso, gracias linda flor.

lunes, 10 de octubre de 2016

SENSACIONES EN LA ESCUELA



Este curso en la escuela estoy disfrutando de poder compartir que estoy un poquito más consciente y que estoy más presente. Estoy con niñ@s que este año cumplen cuatro años. Hoy nos hemos sentado en círculo y una niña ha empezado a llorar que quería ir con su mamá. Entonces les he dicho que íbamos a dedicarle unos minutos a ver qué sentía, qué le pasaba, y l@s demás al saber qué le ocurría han empezado a decir que ell@s  también querían con mamá. Entonces he hecho una ronda preguntándoles que prefieren al despertarles, quedarse en casa o venir a la escuela, y menos tres niñ@s, l@s demás han dicho que preferían con mamá. Yo les he validado, diciéndoles que era legítimo eso que sentían. Y con normalidad y en un ambiente amable hemos seguido charlando y jugando en círculo.
Parar, hacer un botón de pausa y sentir lo que estamos sintiendo, ponerle nombre, compartirlo, es maravilloso, nos conecta con nuestro ser esencial, nos hace tomar conciencia. Yo también les he dicho que prefiero estar en casa con mi pareja e hij@s y que disfruto mucho compartiendo con ell@s.

MI HIJA Y YO EN BILBO CON PRESENCIA



El sábado mi hija y yo compartimos con presencia. Habíamos decidido unos días antes ir juntas a Bilbo a comer juntas un menú, y a hacer unas compras de ropa. A mí la idea me gustaba, pero no sé qué se activa en mí que pienso en con lo bien que comeríamos en casa, luego sofá, siesta,... tengo ganas de un día quedarme entero en casa sin planes,... a ver si volvemos pronto y así puedo estar en el sofá,... Pero esta vez, me vinieron estos pensamientos, y los abracé, y me dije, son pensamientos, no lo saben todo, mi hija quiere compartir conmigo el sábado, para ello ha organizado las tareas y horas de estudio de el viernes y fin de semana y así poder ir conmigo, le hace mucha ilusión y a mí ir a comer a un restaurante vegetariano ya que hace dos semanas que ha decidido ser vegetariana, y las dos estamos en ello, voy a disfrutar me dije. Así que me desperté a las nueve y media, sin mirar el reloj, hice por casa cositas que me apetecían, miré el correo, ducha, yoga, meditación, desperté a June, desayunó, y sin decir nada ni mirar de nuevo el reloj salimos hacia Bilbo. El sábado fue el cuarto cumpleaños de Negu nuestro perro, cuatro lunas que nació, y June me decía que le daba pena dejarle en casa solo, que lo lleváramos, otra vez pensamientos, qué rollo el perro, no vamos a poder entrar con él en las tiendas, en Bilbo hay mucha gente, ... Y volví a decirme son sólo pensamientos, le llevamos con amor, y a ver qué tal. Cogimos el coche, fuimos, aparcamos, cogimos a Negu, y nos dirigimos a una tienda que le encanta a June, y ella me dijo que preguntara si podía entrar Negu, y sí nos dejaron, tod@s content@s, felices, y en la otra tienda que quería ir también, así que fue maravilloso, experiencia nueva, inolvidable. 
Fuimos a comer dejamos a Negu en el coche cerca del restaurante con las ventanillas abiertas un poco y en la sombra, riquíssssimo todo, hablamos de relaciones sentimentales, parejas que yo he tenido, de planes de futuro de ella, de anecdotas, muy buen rollo y energía. Un trozo del brownie de June nos lo metieron en un envase para Negu, fuimos al coche, le cantamos el Zorionak zuri, cumpleaños feliz, y se comió el trozo de brownie.
 Por la noche al ir a darle un musu beso a June, me dijo que todos los  cumpleaños de Negu podíamos ir a Bilbo junt@s.

miércoles, 5 de octubre de 2016

A MI HIJO SE LE VA APAGANDO LA LUZ



Mi hijo empezó el instituto lleno de ilusión, ganas, inquietud, entusiasmo. Le ha durado unas tres semanas, pero ya se le está apagando la luz que en su sonrisa había al ir por las mañanas. 
Ha empezado a estar de mal humor sin razón aparente, discutir con su hermana, no estar con luz, entusiasmo.
El instituto al que va tiene un método tradicional, el mismo que tenía yo a su edad, con muchas tareas para casa y muchos exámenes.
Él lo que sí aprovecha es su tiempo libre, dice que no tiene deberes, que las hace en el instituto, y se acuerda la víspera de que tiene examen o te lo dice cuando viene a comer que ha tenido uno.
También dijo que le había ido bien el examen de matemáticas que sacaría entre un ocho y un diez. Y ayer vino a casa diciendo que le había sorprendido cuando el profesor le había dicho que había sacado un tres.
El domingo a las nueve de la tarde se acordó de que tenía un examen de Biología, y estuvo con su hermana estudiando en el sofá. Al venir el lunes a comer nos dijo que también había tenido un examen de historia. Y que le había ido bien.
Llega del instituto y se tumba en el sofá, a jugar con la tablet, paramos, mimos, yoga, merendamos, coche teledirigido, futbol,....
Yo aquí estoy acompañándole, respetando, sin preguntas, tienes deberes? has mirado en la agenda? estás seguro? Sin agobios: prepara lo de mañana, la mochila,mejor si estudias día a día,...
Y me siento bien, muy bien, por primera vez siento que le respeto, que no le controlo, que estoy de su parte, que soy la madre que necesita en este momento. 

A MI HIJA LE BASTARÍA CON QUE ....



Ayer fui al cine con mi hija, compartimos la tarde, con presencia, a gusto, un placer. 
Hablando del instituto durante un rato, que había tenido un examen, que menos mal que era igual que el que le habían puesto a una amiga, ya que sólo se había estudiado las preguntas que le había dicho esta amiga. 
Le dije que una madre me había dicho si me interesa formar parte de la asociación de madres y padres en el instituto para a ver si cambiamos alguna cosilla. También le dije que en principio no quería tomar parte, pero a ver a ella que le parecía. 
Ella me dijo que total no se puede cambiar nada, y yo le pregunté que de poder cambiar algo qué cambiaría, y ella me dijo, que le bastaría con que con las siete horas que van sea suficiente, sin tareas para hacer fuera del horario, que el descanso de la mañana fuera mínimo de cuarenta minutos, ahora es de veinte. Y que en vez de poner exámenes, hacer proyectos y luego exponerlos aunque sean de las mismas materias.
Me pareció tan dulce, tan sencillo que ahí se me encoje el corazón y decido validarla y acompañarla en este camino de la escolarización.

lunes, 3 de octubre de 2016

HOY QUIERO ABRAZAR A LA TRISTEZA Y COMPARTIRLA



El jueves a las seis y media de la tarde el cuerpo de una persona a la que quiero muchísssimo se esfumó, se fue. 
Después de una enfermedad grave y corta Joseba murió con sus 75 lunas cumplidas de las cuales 50 las vivió junto a Maria su pareja, compañera. 
Joseba en mi juventud, desde mis 14 lunas hasta .... ha sido mi figura paterna, no era mi padre biológico, sí quien me acompañó con su presencia durante esos años tan importantes para mí. Yo a esa edad no tenía acompañamiento en mi casa, mi madre y padre me daban lo necesario para vivir, pero no me podían dar acompañamiento, mirada, compartir aficiones, conversaciones, un paseo, .... 
Joseba y Maria, sí, me escuchaban cuando hablaba, compartían, me llevaban con ell@s de vacaciones todos los veranos, a casa de sus familias los domingos, si iban a comer fuera con ellos, cumpleaños, bodas, comuniones,... una más. 
Yo soy amiga de su hija Amaia desde que tenemos 14 años, hemos compartido la vida segundo a segundo, con presencia, a tope, y tanto Joseba como Maria me abrieron las puertas de sus corazones y la de su casa y siempre me dejaron compartir y han compartido conmigo cada vez que yo he necesitado o querido estar con ell@s. 
Todo eso lo llevo en mi corazón, y me apetecía mucho escribirlo en mi blog, compartirlo con aquella persona que quiera leerlo. 
Te quiero Joseba, siempre estarás en mi corazón,